La mujer en la prosa poética de José Martí

El 8 de marzo es una fecha especial para los cubanos por celebrarse el Día Internacional de la Mujer en el aniversario 62 del triunfo de la Revolución; proceso que abrió espacios insospechados al desarrollo intelectual, humano y espiritual de las mujeres cubanas.

No sólo en la obra poético-literaria y periodística del Apóstol, sino también en su encendida oratoria, la mujer insular es fuente permanente de inspiración, ya que «él le habla de […] rodillas/ y con una flor en la mano».

Martí describe, con exquisita sensibilidad, a la cubana que sufre los rigores del destierro: «cuándo más bella nuestra mujer, a no ser que fuese al caer en el sepulcro libre de la guerra, que cuando con los dedos helados del destierro halla de su tarea para comprar el pan y el carbón. Cuándo, arrebujada en la manta la noble vejez, va la señora [] a su barril de despalillar […], mientras el marido que cargó el rifle liberador prepara a los niños para hombres, ayuda con su industria al ejemplo y dicha de la casa desterrada, y al crédito que con la prueba de su virtud gana el país».

A punto de estallar la gesta emancipadora de 1895, el Mayor General del Ejército Libertador escribe: «se ordena ya el gran sacrificio, y es justo que se apresuren a premiarlo las mujeres, que son su corona natural».

Por último, advierte: «las campañas de los pueblos sólo son débiles, cuando en ellas no se alista el corazón de la mujer; pero cuando la mujer se estremece y ayuda, cuando la mujer […]  anima y aplaude, cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño [] la obra es invencible».

 La doctrina martiana influye en la generación del Centenario, formada por aquellos jóvenes aguerridos, que comandados por el joven jurista Fidel Castro Ruz (1926-2016) no dejaron morir el pensamiento latinoamericanista y antiimperialista del Maestro, y se lanzaron al combate por la definitiva liberación de la Patria.

En el ataque al Cuartel Moncada, en la lucha guerrillera y en la clandestinidad, estuvo presente la mujer cubana con su dulzura, ternura y apoyo irrestricto a las heroicas acciones bélicas, que culminaron con el triunfo revolucionario el primero de enero de 1959.

De ahí, que en este 8 de Marzo rindamos merecido tributo a esa mujer única, especial, irrepetible, encantadora, que desde la época de la colonia y hasta la actual batalla de ideas, ha estado al lado del hombre en cualesquiera de las contiendas a las que la Patria las ha convocado.

¡Muchas felicidades a las mujeres cubanas y de todo el orbe!

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Jesús Dueñas Becerra. Ejerce como colaborador la crítica artístico-literaria y el periodismo cultural en varios medios nacionales de prensa, en especial, en la emisora de la familia cubana: Radio Progreso. Su actividad fundamental es la crítica de danza y cinematográfica, así como las artes escénicas y las artes plásticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + siete =