Primer Clásico de Béisbol: Una verdadera hazaña contra el bloqueo

La solidaridad del mundo con la mayor de las Antillas tuvo su expresión máxima a través de los puentes de amor extendidos por todos los continentes y donde miles de  personas  exclamaron  alto y claro la necesidad de poner fin  al injusto bloqueo que por más de seis décadas le impone a la isla  el gobierno de los Estados Unidos.

Por  las sanciones derivadas de la política estadounidense,  los perjuicios cuantificables acumulados ascienden a  más de un billón 98 mil 8 millones de dólares  y abarcan a todas las esferas  y están destinadas a asfixiar económicamente al país, crear una situación de ingobernabilidad y  doblegar a los cubanos.

En el sector deportivo, los testimonios son más que elocuentes, pues los perjuicios van desde afectaciones sensibles en los implementos deportivos  con negativas incidencias en las instalaciones y en la  efectiva  formación de los atletas hasta la asistencia a eventos competitivos y bases de preparación para los cuales resultan costosos los trámites de visados  cuando hay que concurrir a  terceros países  o sencillamente se  obstaculiza la presencia de las delegaciones cubanas a determinadas competencias.

En ese último aspecto el líder histórico refirió en torno a los acontecimientos que rodearon la celebración del Primer Clásico de Béisbol con sede en Estados Unidos.

… No querían ni que fuéramos a esa competencia. Inventaron cosas, primero decían que íbamos a tener miedo y se les dijo no, pero porque hubo gente magnífica allí. Dirigentes del deporte de ese país y de Grandes Ligas que invitaron a Cuba. Muchos pensaron que sí, que Cuba asistiría y después con su súper ridículo bloqueo, afirmaron que si Cuba iba, las ganancias que obtuvieran por ganar un solo juego o un solo inning, pues no podían traer el premio que obtuvieran(a Cuba), porque eso violaba el bloqueo. Ese bloqueo que tiene casi medio siglo. Se les dijo no, no hay problema, ese dinero estamos dispuestos a entregarlo a las víctimas del Katrina, ese huracán que mató no se cuántas personas…”

Y el equipo cubano de béisbol  llegó contra pronósticos,  a  las finales  del  Primer Clásico Mundial, como expresara el Comandante en Jefe…una gran gloria, una verdadera hazaña.

Please follow and like us:

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Periodista de Radio Progreso, que atiende el equipo de redacción del horario despertino para la programación informativa de la emisora de la familia cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 15 =