«Submarino» pasó de largo en Mundial Sub-15 de Béisbol

Japón venció este viernes a Cuba, en el terreno, con pizarra de 3×0. Sin embargo, violó la regla del conteo de lanzamientos y le fue confiscado el partido correspondiente a la súper ronda de la V Copa Mundial Sub-15 de Béisbol, con sede en la ciudad de Hermosillo, México.

El abridor derecho Ryusa Tsuji trabajó toda la ruta para los nipones, pero inició ante el último bateador del juego con 96 envíos realizados, uno más de lo reglamentado para estas lides.

Al concluir el desafío, el scouting de Cuba alertó de la violación cometida por el rival y se procedió a la reclamación oficial, que fructificó al filo de la medianoche.

Según el dictamen firmado por George Santiago, director del evento, se determinó el recuento exacto de lanzamientos utilizando toda la información recopilada de los anotadores oficiales y el director de esa área.

Por tanto, para los registros oficiales de la lid Cuba se impone 7×0, sigue invicta en seis salidas al terreno, acumula 4-0 en la súper ronda y tiene espacio en la final del venidero domingo.

La Federación Cubana de Beisbol reconoció esta madrugada el actuar transparente y ágil de los responsables técnicos del evento ante la reclamación presentada.

EL JUEGO

Tsuji trabajó las siete entradas del partido a base de cuatro jits, tres boletos y cuatro ponches, «escondido» en su inusual estilo submarino (máxime para esta categoría) y basado en el movimiento de los lanzamientos más que en la velocidad. 

La tropa de Alexander Urquiola no pudo hacer los ajustes necesarios en el cajón de bateo y perdió las escasas posibilidades de producir que se le presentaron en el partido, celebrado en el estadio Héctor Espino con buena afluencia de público.

Dulieski Ferrán, Alejandro Prieto, Pedro Danguillecourt y Jonathan Valle lograron los incogibles de Cuba, y Roberto Peña sumó a la causa ofensivamente con dos boletos de libre tránsito. 

El abridor cubano Yunior Villavicencio, de Cienfuegos, se presentó en excelente forma y le colgó cuatro ceros a los asiáticos, de buen tacto y gran disciplina a la hora de escoger lanzamientos. 

Con rectas que llegaron a las 87 millas por hora, mas curvas endemoniadas, el zurdo de 14 años de edad admitió apenas dos jits, ponchó a cinco rivales y regaló tres bases por bolas. Dos de esas las entregó abriendo el quinto episodio, suficiente para que Urquiola le relevara rápidamente. 

A su rescate acudió el derecho Danel Reyes, quien apenas llegó al box se viró a segunda base y mandó la bola al center field para dejar corredores en las esquinas del diamante. 

A continuación, Ren Imai se ponchó, Kazuha Fujita pegó imparable (1 CI), Shintaro Sakamoto salió en elevado a la antesala; se produjo una jugada de doble robo con hombres en las esquinas que permitió la segunda carrera de los japoneses; y Yamato Hanashima soltó cañonazo al jardín central que decretó la pizarra final de 3×0.

El artemiseño Ernest Machado cerró el partido por Cuba con trabajo de 1.1 innings sin tolerar imparable ni ofrecer boleto.

DE LA SÚPER RONDA

En la jornada de viernes Puerto Rico venció 7×2 a Panamá y Estados Unidos 10×0 a Taiwán. Entonces, la tabla de posiciones muestra a los cubanos como líderes (4-0) por delante de estadounidenses (3-1), japoneses y taiwaneses (2-2), boricuas (1-3) y panameños (0-4).  

Este sábado, en el cierre de la fase, Cuba se medirá a Estados Unidos (10:30 p.m. en la Isla), Japón a Puerto Rico y Taiwán a Panamá. 

Un triunfo de los estadounidenses decretaría una final dominical ante los cubanos precisamente, ambos con balance de 4-1. Pero si sonríe Cuba, entonces pudiera darse hasta un triple empate entre Estados Unidos, Japón y Taiwán, siempre y cuando los asiáticos salgan airosos en sus respectivos compromisos sabatinos.

Mucha tela por dónde cortar todavía… 

Publicado Por: JIT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + Diez =