Moros y cristianos

El arroz moros y cristianos es otra de las tradiciones culinarias que heredamos de la influencia de los españoles en Cuba.

A menudo se le confunde con el arroz congrí, teniendo como base que el nombre cambia según la región, pero esto es incorrecto.

El hecho de que se le llame arroz moros y cristianos o congrí, no tiene que ver con vivir en oriente o en occidente, sino con el tipo de frijoles usados para hacerlo.

El congri se hace con frijoles colorados, mientras el arroz moros y cristianos se hace con frijoles negros, de ahí que en muchos lugares del mundo se le conozca solo por arroz con frijoles negros.

A pesar de que lo heredamos de los españoles, es mundialmente asociado a la comida cubana.

Su nombre se debe a la influencia de las batallas entre moros (negros o árabes) y cristianos (blancos) llevadas a cabo en España durante la ocupación árabe de la península ibérica.

¿Cómo preparar moros y cristianos cubano?

Para preparar arroz moro, como también acostumbramos a llamarlo, necesitamos ingredientes muy usados en la gastronomía cubana y comunes en todo el mundo.

La cocción es muy simple, solo ablandamos los frijoles, por un lado, luego hacemos un sofrito para mezclar ambos con el arroz blanco crudo.

Como medida para las porciones utilicé una taza de 6oz, tu puedes usar una más grande si necesitas hacer mayor cantidad, por eso las proporciones te las pondré en medidas, solo ten en cuenta la relación que se debes usar y no tendrás problemas.

Se puede elaborar tanto en olla exprés o reina como en una olla común, sin presión, lo único que varía es el tiempo en estar listo.

El resultado es un arroz con un sabor riquísimo que combina muy bien con casi todo tipo de plato principal, es especial con carne de cerdo.

También se puede acompañar con vianda frita, como plátano maduro, así como ensalada, yuca con mojo o ñame.

En Cuba lo hacemos cada vez que tenemos la oportunidad, y de conjunto con su versión más similar, el congrí, son imprescindibles cuando celebramos alguna fecha en especial.

Ingredientes

  • 1 taza (1 medida) de Frijoles negros
  • 5 tazas (5 medidas) de Arroz blanco
  • 10 tazas (10 medidas) de agua
  • 3 dientes de Ajo
  • ½ Cebolla
  • ¼ de cucharadita de Orégano
  • ¼ de cucharadita de Comino
  • 1/2 hoja de Laurel
  • ½ Pimiento
  • ½ libra de tocino o chicharrones
  • 4 cucharadas de aceite o manteca de puerco
  • Sal al gusto
  • Agua para remojar los frijoles

Preparar moros y cristianos cubano

1- Primero lavamos lo frijoles y los dejamos en remojo mínimo 4 horas o durante toda la noche para que se hidraten. (si no tienes tiempo puedes obviar este paso, pero el tiempo para ablandarlos será mayor)
2- Luego escurrimos el agua del remojo porque contiene las impurezas del grano, y lo que hacemos es agregar las 10 tazas de agua y los frijoles en una olla de presión.
3- Cocinamos por unos minutos para que el agua coja color y pueda teñir bien el arroz, en este punto se gastará un poco.
4- Cuando el agua ya esté oscura, colócale la tapa y cocina con presión durante 20 minutos, deben quedar blandos, pero firmes sin que se deshagan. Al terminar de cocerlos los reservamos para más adelante.
5- Mientras tanto preparamos el sofrito poniendo el aceite en una sartén al fuego o en la propia olla donde vamos a hacer el arroz moro, luego le añadimos el tocino si tenemos y sofreímos hasta que esté dorado.
6- Si no vamos a usar tocino añadimos primero al aceite caliente el ajo triturado, la cebolla y el pimiento finamente picados. Sofreímos por 1 o 2 minutos.
7- A continuación, agregamos el comino, el orégano, el laurel y el arroz blanco (lavado si lo necesita) sofreímos hasta que el arroz se vuelva transparente.
8- Colocamos el arroz sofrito en la olla, le añadimos 7 tazas de agua de los frijoles cocidos y 1 taza de granos, además de los chicharrones en caso de no usar tocino y la sal al gusto.
9- Tapamos y cocinamos hasta que esté listo en una olla arrocera o reina. (si es una olla sin presión, la tapamos y cocinamos a fuego lento por 20 o 25 minutos hasta que se gaste el agua y quede bien cocido, deberás estar pendiente).
10- Al terminar, déjalo reposar con la olla tapada por unos 10 minutos, luego revuelve y estará listo para servir con la guarnición y el plato principal que elijas.
Please follow and like us:

Publicado Por: Radio Progreso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + dieciseis =